Últimamente solo se oye hablar de impresión 3D en sectores como la industria, creación de prototipos, fabricación de piezas y objetos para uso personal, pero los conservadores y restauradores del patrimonio han decidido usar esta tecnología para reconstruir piezas y obras de arte históricas, lo que se suele denominar ingeniería inversa. Les permite recrear la historia desde una nueva perspectiva pudiendo traer el pasado hasta el presente. Y gracias a esto, las nuevas generaciones podemos conocer aún mejor muchas de las obras que se creían perdidas y estropeadas.

Son muchos los grandes y pequeños monumentos destruidos por conflictos humanos, así como por terremotos y otros fenómenos naturales, y es un gran reto conseguir copias idénticas de todas las obras, pero siempre se debe respetar el valor original, tanto de la forma como el material lo máximo posible. Por eso hay que saber sobre qué obras intervenir, para evitar modificar o añadir elementos y alterar el monumento original.

Impresion 3D

Cuál es el proceso

Se dice rápido que la reconstrucción de monumentos y esculturas se realiza con impresión 3D, pero detrás de todo esto hay un complejo y delicado proceso.

Primero se ha de conocer si la pieza puede ser reconstruida y aceptará bien el añadirle nuevos componentes, ya que a lo mejor estamos tratando de reconstruir una pieza que se encuentra en un estado crítico de descomposición.

Si después de esto se decide que se sigue adelante, se procederá a una captación del objeto mediante un escáner 3D o fotogrametría, esto dependerá del objeto que tratemos. La fotogrametría es un método de escaneado basado en la recogida de puntos mediante fotos de un objeto desde diferentes ángulos para formar el modelo en 3D. La elección de uno de los dos métodos depende de la pieza, si es un monumento demasiado grande, seguramente la fotogrametría sea el método más adecuado. Se dedicará todo el tiempo necesario, ya que es la parte más importante, se necesita obtener un modelo 3D válido y que nos de todos los detalles posibles del objeto a reconstruir.

Con esto ya dispondríamos de estas obras de manera digital y se podrían conservar en un registro.

Ingenieria inversa 3D

Para añadir las partes que se desean reconstruir al objeto, se utiliza el modelado 3D por ordenador, y se consiguen unas formas idénticas al objeto original gracias a fotos o archivos antiguos que nos dicen cómo era la pieza o monumento al completo.

Tras esto, se prepara este modelo 3D para imprimir. Hay que elegir el material más idóneo para cada una de las obras, ya que, recordemos, el objetivo de este proceso de reconstrucción es no dañar la pieza original ni causar daños graves, tanto en el momento en el que se añade la nueva pieza impresa en 3D como en el transcurso de los años. Además, se debe contar con que es posible que esa nueva pieza deba ser retirada, por lo que hay que tener muy en cuenta los materiales con los que se añade e implanta la nueva pieza.

Ya son muchas las obras reconstruidas gracias a la impresión 3D, en España un ejemplo es la restauración de la escultura de Gargallo llamada “El violinista”, para la cual se realizó una campaña, pero sin duda, el monumento del que más se habla este último año es de Notre Dame.

Notre Dame, reconstrucción desde sus propias cenizas

Este grandioso monumento de arquitectura gótica, con más 600 años de antigüedad, fue destruido en su gran mayoría el pasado abril por las llamas de un incendio durante unas obras. Tras recaudar más de 700 millones de euros para su reconstrucción, se plantearon muchas maneras de hacerlo, pero esto no podría ser posible sin el trabajo que realizó Andrew Tallon en 2010.

Este historiador del arte, recogió mil millones de puntos gracias al escaneado 3D de la catedral tanto por dentro como por fuera, consiguiendo así el modelo tridimensional bien detallado de esta obra.

Ahora, gracias a este modelo digital de la catedral, se barajan varias maneras de reconstrucción.

Ingenieria inversa 3D

Hay quienes ponen como solución la impresión 3D utilizando los restos del incendio. Concr3de quiere reutilizar las cenizas de esta piedra para mantener la historia, así como ahorrar en materiales. Proponen triturar los escombros para conseguir un polvo imprimible, de este modo Notre Dame resurgiría de sus propias cenizas. Ya han creado una réplica de una de las gárgolas dañadas combinando piedra caliza y ceniza, y funciona.

Otros estudios de arquitectura, aunque proponen también la impresión 3D como método de reconstrucción, sugieren otros materiales que tengan más durabilidad y unas características aislantes y retardantes de altas temperaturas, para que de este modo no se vuelva a repetir ningún incidente.

Alternativas de reconstrucción a la impresión 3D

Muchos de los expertos deciden que hay ciertas obras que se desean restaurar que son muy difíciles de completar con piezas impresas en 3D, ya sea porque son materiales difíciles de tratar o bien porque están demasiado dañadas.

Para ello existen otras alternativas que siguen el mismo proceso anterior, pero en lugar de imprimir las piezas en 3D, se representa toda la obra con una proyección 3D. Se emiten hologramas de las obras en el mismo lugar sustituyendo a las mismas o simplemente proyectando sobre ellas las partes que le faltan.

Con este método se pueden representar obras de mayor tamaño y con un gasto de material mucho menor.

Añadir además la posibilidad de visualizar el patrimonio en realidad aumentada y virtual. De este modo también se permite al usuario y visitante de estas obras interactuar con las mismas, quizás girar alrededor de ellas, moverlas, girarlas y rotarlas sobre la pantalla, ampliar los detalles… consiguiendo otro modo más novedoso de conocer el arte y las obras.

Ingenieria inversa 3D

En Imprimakers quizás no restauremos Notre Dame, pero podemos ayudarte a arreglar ese jarrón que tanto te gustaba de tu abuela y tu gato rompió. Puedes ponerte en contacto con nosotros (vía email, WhatsApp, redes) y te proporcionaremos más información.

¿Te gusta la impresión 3D y quieres estar al día? Síguenos en redes: Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.