Presentan una bicicleta impresa en 3D

La empresa Arevo imprime en 3D la primera bicicleta con fibra de carbono


Arevo es una de las empresas l√≠deres en fabricaci√≥n aditiva (impresi√≥n 3D) y nada tiene que ver con la industria ciclista. Una de sus grandes diferencias con respecto a otras compa√Ī√≠as de impresi√≥n 3D es el Free Motion Printing, un proceso que consiste en montar el cabezal impresor en la mano de un brazo rob√≥tico. As√≠, el proceso puede ser mucho m√°s preciso y detallista, adem√°s de menos restrictivo en cuestiones como el tama√Īo.

Sin embargo, acaban de presentar una nueva bicicleta cuyo marco est√° impreso en 3D con fibra de carbono. Se desarroll√≥ para mostrar las posibilidades que ofrece su tecnolog√≠a de fabricaci√≥n aditiva. Arevo es conocido por su plataforma de impresi√≥n 3D rob√≥tica de seis ejes que le permite dise√Īar piezas compuestas.

La impresi√≥n 3D est√° impulsando la industria de las bicicletas con varias iniciativas que muestran c√≥mo las tecnolog√≠as 3D pueden ayudar a dise√Īar piezas terminadas personalizadas m√°s eficientes. La startup estadounidense quer√≠a confiar en un material m√°s ligero pero m√°s s√≥lido, la fibra de carbono.

Generalmente, las bicicletas dise√Īadas tradicionalmente a partir de fibra de carbono son m√°s caras porque los fabricantes tienen que depositar capas individuales impregnadas con resina alrededor del molde del bastidor; este trabajo hecho a mano es mucho m√°s largo. El marco se coloca en un horno para fundir la resina y unir las capas de fibras de carbono. La fabricaci√≥n aditiva podr√≠a reducir estos retrasos, pero tambi√©n los costos de producci√≥n, dos beneficios clave para la puesta en marcha.

La tecnolog√≠a desarrollada por Arevo combina impresi√≥n 3D, un software en l√≠nea y materias primas personalizadas. El cabezal de impresi√≥n conectado al brazo rob√≥tico deposita la fibra de carbono y funde un material termopl√°stico para unir las capas, todo en un solo paso. Un proceso que le permitir√≠a a Arevo fabricar cuadros de bicicletas por solo $ 300. El cofundador de la startup, Hemant Bheda, tambi√©n explica que pudieron crear el marco en tan solo 18 d√≠as, frente a los 18 meses con los m√©todos de fabricaci√≥n tradicionales. La bicicleta tambi√©n ser√≠a m√°s fuerte gracias a un dise√Īo simplificado que eliminar√≠a el mantenimiento del asiento entre el sill√≠n y la rueda trasera.

Eso s√≠, para Arevo esto no fue m√°s que una prueba, un ejercicio para calibrar de qu√© son capaces. No se espera, por lo tanto, que salga a la venta pr√≥ximamente. Pero el saber que su producci√≥n es posible -y la seguridad de que estas t√©cnicas seguir√°n creciendo y mejorando con los a√Īos- nos llevan a pensar que, en un futuro no muy lejano, ver bicicletas impresas en 3D puede convertirse en algo habitual.