Cómo influye la altura de capa en la impresión 3D

La altura de capa es uno de los factores que influyen en la calidad que tendrá nuestra pieza una vez impresa, ya que determina el espesor de una capa impresa. 

Con un acabado más fino aumenta la calidad de impresión y, por lo tanto, los detalles son más visibles. Si ya tienes claro qué acabado superficial quieres darle a tu pieza recuerda que puedes subirla a nuestra calculadora online para obtener automáticamente un presupuesto en base a tus preferencias haciendo click a continuación.

¿QUÉ ES LA ALTURA DE CAPA?

Vayamos al principio de todo… La tecnología más usada en la impresión 3D para obtener las piezas es la FDM, siglas en inglés de Modelado por Deposición Fundida. Esto quiere decir que el modelo se imprime depositando el material capa a capa, hasta finalizar la pieza. Elegir una altura de capa u otra, cambiará el aspecto de nuestra pieza, dependiendo si es mayor o menor.

La altura de capa segmenta el modelo en diferentes planos, de manera que cuanto mayor sea este valor, menos cantidad de capas tendrá la pieza y más se notarán. 

Si elegimos una altura de capa alta, el modelo tendrá una mayor textura exterior en las paredes, ya que se notarán más las capas de la impresión y no tendrá un buen acabado final. 

Sin embargo, una altura de capa más pequeña segmentará el modelo en muchas más secciones, haciendo que sus formas y detalles se marquen mucho más.

¿QUÉ ALTURA DE CAPA ELIJO PARA MI PIEZA?

Dependiendo de la funcionalidad que vaya a tener tu pieza puedes elegir un acabado u otro. Por ejemplo, si tu pieza a ser funcional, o es bastante geométrica, puedes elegir un acabado superficial bajo, es decir, una altura de capa alta.

Si, por el contrario, la pieza va a tener una función estética, es mejor que elijas un acabado superficial alto (altura de capa muy pequeña). De esta manera te asegurarás que la calidad final de tu producto va a ser bueno y las capas se notarán lo menos posible.

Debes tener en cuenta también que cuanto mayor es la altura de capa, mayor es su ancho, su superficie de apoyo respecto de la capa anterior. Esto se traduce en un mayor contacto y por tanto más resistencia.

En cuanto al precio de impresión, el factor más importante es el tiempo. Para un mismo modelo 3D, el tiempo de impresión será diferente si se imprime en calidad alta que si se imprime en baja. Por lo tanto, a mejor acabado superficial, mayor será el precio.