Imprimir en 3D en SLA

Este proceso, conocido como SLA (estereolitografía), utiliza el principio de fotopolimerización para crear modelos 3D a partir de resinas sensible a los rayos UV. Esto se solifdifica mediante el paso de un láser capa por capa, dotando con esto de mayor calidad a los modelos hechos con esta tecnologías.

El rayo láser barre la superficie de la resina líquida de acuerdo con el modelo 3D digital suministrado a la impresora. Una vez que la primera capa de material se ha solidificado, la plataforma desciende un nivel, que corresponde al grosor de una capa de impresión, y una nueva sección se solidifica. Hay tantos ciclos de impresión como capas hay para obtener el volumen completo de la pieza.

En Imprimakers ofrecemos este servicio de forma personalizada, y no está disponible en la interfaz web que disponemos, a diferencia de todos los otros materiales mencionados.

Si deseas una impresión en este tipo de tecnología, ponte en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto, email, whatsapp… y te informaremos acerca de este servicio.

Ventajas del SLA:

– Tolerancias muy buenas, hasta 0.01 mm.
– Gran nivel de calidad en detalles.
– Soporta mayor fuerza que los materiales plásticos.

Inconvenientes del SLA:

– Más lento que la tecnología FDM.
– Proceso de impresión más costoso y delicado.
– Velocidad de impresión muy lenta (proceso más caro).
– Requiere un post-procesado de la pieza en rayos UV.