Imprimir en PETG

El PETG es otro de los materiales de impresión 3D favoritos entre los usuarios. Para conocer sus características, vamos a comparar este compuesto con los otros dos materiales más usados en la industria de la impresión 3D, el PLA y el ABS.

Una de las propiedades de este derivado de plástico es su resistencia a la temperatura, y resiste un poco más la temperatura que el PLA, pero menos que el ABS. El PETG se empieza a ablandar a los 80ºC, mientras que el PLA lo hace a los 70ºC y el ABS a 105ºC.

En cuanto a resistencia, el PETG resiste mejor los golpes y esfuerzos, haciendo que sea el más difícil de romper. Además de tener mejores propiedades teóricas que el ABS, la mayor adhesión de las capas hace que las piezas de PETG sean aún más resistentes en la práctica.

Hablando ahora de su rigidez (dificultad de un material para ser deformado), este plástico es menos rígido que el PLA: es más fácil doblarlo y es menos frágil. También es menos rígido que el ABS, pero en este caso la diferencia es mucho menor.

Otros datos interesantes acerca de este compuesto, es que tiene la aprobación de la FDA (la agencia estadounidense que regula los alimentos, medicamentos y cosméticos) para uso alimentario. Además, es muy estable y resistente químicamente al ataque de ácidos y bases.

Igual que el PLA, el PETG no produce olor al imprimirse y, al ser usado en botellas y envases de comida, es reciclable y puedes tirar tus impresiones fallidas y piezas usadas junto con los envases y botellas para que sean reciclados.