Hexo, un casco a medida para cada persona realizado en impresión 3D

“Porque no hay dos cabezas iguales”, dicen los creadores de Hexo. Los cascos están hechos a medida individualmente utilizando tecnología impresa en 3D, una novedad mundial.

Una compañía de tecnología británica ha fabricado el primer casco de ciclismo impreso en 3D del mundo, que ofrece un ajuste personalizado y afirma que puede controlar el impacto un 68% mejor que la espuma con una estructura de panal pendiente de patente.

El proyecto Hexo fue fundado por Jamie Cook, un graduado de UCL Mechanical Engineering, quien se dedicó a deconstruir varios cascos en un laboratorio sólo para descubrir que la espuma de poliestireno utilizada no era ideal para absorber el impacto en una superficie no plana.

El núcleo de cada casco Hexo es una celda hexagonal única, que se dobla y suaviza para reducir la presión en el impacto. Debido a que el casco Hexo distribuye la energía de un impacto, afirman que la fuerza máxima se reduce dramáticamente en comparación con la espuma.

Para ofrecer un grado de personalización ajustado a cada ciclista, la compra del casco incluye un escáner de la cabeza para determinar las medidas exactas del modelo a fabricar.

Cada casco Hexo es único, ya que se crea una malla 3D personalizada desde el escaneo de la cabeza. Los algoritmos hacen una estructura completamente personalizada en tiempo real, permitiendo un ajuste perfecto.

Por el momento, Hexo Helmets solo ofrece la posibilidad de realizar dichos escaneos en Londres, aunque la empresa ya tiene planeado abrir puntos de escaneo fuera del Reino Unido en un corto espacio de tiempo. Además de unas medidas perfectamente adaptadas a la cabeza de cada cliente, el casco también puede ser personalizado con distintos colores e incluso con el nombre del usuario.

Según explican desde Hexo Helmets, gracias a esta avanzada estructura interna hexagonal y a la reducción de canales de ventilación en su cara externa, el casco ofrece un rendimiento aerodinámico superior a los modelos tope de gama del mercado.

El casco pesa 250 gramos en un tamaño equivalente a una talla M convencional y ya puedes reservarlo a través del sitio web del fabricante para recibir una de las 500 unidades que se fabricarán durante 2019 por un precio recomendado de £349, lo que viene a ser unos 400 euros.