Las aplicaciones sanitarias de la impresión 3D

La semana pasada tuvo lugar el congreso “Aditiva 4.0”, donde se reunieron expertos en impresión 3D y del ámbito sanitario.


Una treintena de expertos nacionales e internacionales en impresión en tres dimensiones y creación de piezas para la industria y el ámbito sanitario se dieron cita la semana pasada en Murcia en el primer congreso nacional sobre esta tecnología y mostraron qué se está haciendo en España en ese ámbito.

Lo hicieron en un congreso, «Aditiva 4.0», organizado por el Instituto de Fomento y la Federación Regional de Empresas del Metal (FREMM) que tiene como objetivo poner en valor el papel de la fabricación aditiva y su capacidad de crear y transformar modelos de negocio, así como su incidencia en el empleo.

El encuentro fue inaugurado el martes pasado cuatro de diciembre por el presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, y abrió las conferencias el director de la cadena de suministros 3D Hubs, la red de servicios de fabricación más grande del mundo, Ben Redwood, que es además coautor del libro «The 3D Pinting Handbook».

Otros ponentes destacados fueron la ingeniera Mariel Díaz, gerente y cofundadora de Triditive, la empresa asturiana que ha creado Amcell, una impresora 3D capaz de fabricar 10.000 piezas de metal al mes.

También participó la arquitecta murciana Rosa Nieves, pionera en España en el ámbito de la consultoría con su empresa Printed Dreams, y la secretaria general del IAM DHUB, el único laboratorio de innovación de la Unión Europea especializado en impresión 3D y fabricación aditiva, Aintzane Arbide.

Ya en la jornada del miércoles se llevó a cabo un encuentro de programadores en el que también hubo diseñadores gráficos, analistas de datos y emprendedores.

Todos pudieron participar en dos retos relacionados con la mejor impresión 3D en nuevos materiales de una pieza industrial y una pieza no geométrica de alguna parte del cuerpo, algo que ya se está empezando a aplicar a la medicina para mejorar la planificación quirúrgica y la sustitución de partes del cuerpo afectadas por patologías.

Las acciones humanitarias y solidarias también tuvieron una  amplia acogida en «Aditiva 4.0», al igual que el diseño, el arte o el papel que juegan los denominados «FabLabs».

Todos estos sectores están ya aprovechando las ventajas de la impresión 3D, que permite importantes ahorros de costes, de materias primas y de tiempo en la fabricación de piezas para numerosos sectores.