Curación de heridas gracias a la impresión 3D

Se desarrola una impresora 3D que permite cubrir y curar heridas en unos minutos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) ha desarrollado un nuevo sistema de impresión 3D que permite generar tejido de piel para cubrir y curar heridas profundas. Los especialistas consideran que esta herramienta es la única que permite crear tejido in situ, colocando la piel en el organismo humano en apenas dos minutos.

Los pacientes que sufren heridas profundas en la piel suelen tener dañadas las tres capas que la componen: la epidermis, la dermis y la hipodermis. Así, en la actualidad el tratamiento más utilizado por los facultativos suele ser el injerto de piel de grosor dividido, donde un tejido de donante sano se coloca en la epidermis y parte de la dermis subyacente.

Esto requiere una gran cantidad de piel sana del donante, por lo que resulta complicado encontrar tejido suficiente. Por eso se deja la herida «sin injertar» o descubierta, lo que conduce a resultados de curación deficientes.
«La mayoría de los biofiltros en 3D actuales son voluminosos, funcionan a baja velocidad, son caros e incompatibles con la aplicación clínica», explica Axel Guenther. En este contexto, los expertos consideran que su impresora de piel in situ es una tecnología que puede superar estas barreras, al tiempo que mejora el proceso de curación de la piel, lo que mejoraría significativamente el tratamiento.

La impresora de piel portátil se asemeja a un dispensador de cinta, con la diferencia de que el material se reemplaza por un microdispositivo que forma tejido. Un elemento compuesto por biomateriales a base de proteínas que incluyen colágeno, la proteína más abundante en la dermis; y fibrina, una proteína involucrada en la curación de heridas.

«Nuestra impresora de piel promete adaptar los tejidos a pacientes específicos y características de la herida», apunta Navid Hakimi, quien indice en que es un elemento «muy portátil». Tanto es así que el dispositivo es del tamaño de una pequeña caja de zapatos y pesa menos de un kilogramo.